Puntos Corazón Perú
Puntos Corazón Perú
Julia y Josué, La Ensenada (Puente Piedra)

El Hombre en el centro

El punto de partida de Puntos Corazón es su misión en los barrios más humildes del mundo. Sin embargo hoy está presente en grandes ciudades como Nueva York o Ginebra, en el mundo complejo de la ONU, en parroquias y en el mundo del trabajo, la política, la ciencia, el arte, la universidad… ¿Por qué? ¿Cuál es el vínculo de esta presencia en espacios tan diversos? Una palabra, o mejor, una actitud, un llamado: vivir la compasión.

Queremos crear una «cultura de compasión», que se encarne en todos los ámbitos de la vida, que esté cada vez más presente en el corazón de los hombres… Nuestra preocupación es amplia porque el sufrimiento de los hombres no está encerrado dentro de los barrios desfavorecidos… Está en todas partes… Y si la Pasión de los hombres es universal, la compasión tiene que serlo también…

Nuestra humanidad puede compararse a una ciudad sin centro en la que realizamos todo abstrayéndonos de la realidad del hombre.
Nuestra misión es trabajar para volver a poner al hombre en el centro de todo. Podríamos dar un paso más diciendo que: poniendo al hombre concretamente en el centro, volvemos a poner a Dios en el centro. Si el hombre es realmente el centro de la preocupación política, el centro de la creación artística, el centro de la investigación científica… Dios, así lo creemos, será mucho más adorado y el hombre consolado.


Volver