• 27 de enero de 2010
es

«Coup de Pouce» en Perú

Ya hace varios años que la asociación «Coup de Pouce humanitaire» [1] y Puntos Corazón trabajan juntos. Coup de Pouce propone a jóvenes profesionales dar dos semanas de sus vacaciones para apoyar en la realización de alguna obra de una asociación humanitaria. Puntos Corazón pudo beneficiar de misiones Coup de Pouce en la India, en Rumania, en Brasil, en El Salvador, y últimamente en Perú donde apoyaron en la construcción de un búngalo para aumentar nuestra capacidad de acogida.

La amistad que une nuestras dos asociaciones se encarna a través de múltiples rostros encontrados en las distintas misiones. No son albañiles ni arquitectos, tampoco ingenieros, no todos saben tarrajear una pared o hacer una losa… ¡pero están listos a todo! Por mi parte me gustó mucho trabajar con ellos en la obra: ¡la amistad se construye a fuerza de lampas, de carretillas, de trullas, de sudor y de picaduras de mosquitos! No se necesita largos discursos, a pena algunas bromas durante la pausa, pero el deseo de servir, de dar algo de sí mismo (sus esfuerzos, sus vacaciones, una parte de su sueldo…) y de recibir, de aprender del pueblo y de la asociación que acoge. Así a menudo uno u otro nos acompañaba en nuestro apostolado, otros fueron a visitar uno de los dos Puntos Corazón, descubriendo nuestra misión a través de nuestros amigos y junto a los pobres. ¡Que Dios les dé el ciento por uno de lo que sembraron aquí!

Hna Albana

Notas

[1El nombre «Coup de Pouce» viene de la expresión en francés: «Donner un coup de pouce» que significa «echar una mano».

Volver