• 12 de abril de 2014
es

«El Señor me sostuvo en sus manos»

Misa de nuestro aniversario

por Mayte, misionera en Filipinas

Como algunos de ustedes ya saben, hace poco celebramos los 20 años de presencia en Filipinas y como es obvio, esto merecía una celebración especial.

Este fue un súper proyecto: acoger cerca de 600 invitados proveyéndoles transporte y alimentación; y es que, deseábamos ofrecer a nuestros amigos un día especial, fuera de su realidad cotidiana (muchos pasan sus días en medio de la basura, no sólo los adultos sino también los niños).

¡Y la ayuda no se hizo esperar! Muchos amigos al enterarse de nuestras dificultades buscaron la forma de apoyarnos. Por ejemplo, Antonieta y toda su familia nos ayudaron un montón. Ella realmente no entiende qué fue lo que pasó, ya que dice que toda la noche no pudo dormir pensando en cómo nos ayudaría; así, al día siguiente con una súper determinación fue a pedir ayuda a una amiga suya.

Lo curioso es que ella nunca había pedido nada para ella o su familia porque es muy tímida, ella no se explica cómo es que tuvo valor y no se ha cansado de repetirnos que tuvo que ser Jesucristo quien deseaba que nuestro proyecto se hiciera realidad, porque de otro modo nunca habría hecho lo que hizo. Con su ayuda conseguimos la mitad de lo que se necesitaba, el resto de dinero lo conseguimos de forma más o menos parecida. ¡ Cada visita, cada encuentro fue especial, no dejó de tener un fruto!


Volver