• 5 de marzo de 2011
es

Febrero: Mes cultural

Edgardo, misionero de Puntos Corazón, con los niños de la Ensenada, Perú

Que­ri­dos Amigos,
Este primer bole­tín de 2011 nos encuen­tra a todos cer­ca­nos ya a reto­mar el ritmo más habi­tual del año esco­lar y labo­ral. En Puntos Cora­zón este año empezó con fuerza, con la visita del Padre Lorenzo Pavec, res­pon­sa­ble de la Obra en Amé­rica del Sur. Dio un color gozoso y pro­fundo a este tiempo de verano, con varias acti­vi­da­des que inten­ta­mos retra­tar en este bole­tín.
Tam­bién qui­siera, con­forme a una tra­di­ción que tene­mos en Puntos Cora­zón, pro­po­ner el rostro de alguien a quien mirar a lo largo del año, alguien cuyo ejem­plo y tes­ti­mo­nio nos dé aliento y nos enca­mine. Nues­tro fun­da­dor, el Padre Thie­rry, nos invita a seguir los pasos de una reli­giosa, quien por la fuerza de su amor y de su con­tem­pla­ción del Niño Jesús en el Pese­bre, nos dejó un tesoro. La Her­ma­nita Mag­da­lena de Jesús, segui­dora del Beato Carlos de Fou­cauld y fun­da­dora de las Her­ma­ni­tas de Jesús. Su legado es el de una extrema humil­dad y de una con­fianza total en el Niño Jesús y en la Virgen María; de un amor infi­nito por las per­so­nas más ale­ja­das de la Igle­sia, más apar­ta­das de la socie­dad, que la llevó a sem­brar peque­ñas comu­ni­da­des de her­ma­nas en todo el mundo musul­mán y luego en el mundo entero, deján­dose llevar por El que lla­maba “el Maes­tro de lo impo­si­ble”. Quiso llevar a todos el con­suelo de la fe y de la pre­sen­cia de la Igle­sia, por eso no dudó en enviar a sus her­ma­nas a vivir hasta en las casas rodan­tes de los circos o con los gita­nos, ¡o a fundar junto a los esqui­ma­les!

Hna Eleonor

Volver