• 8 de julio de 2010
es

Fin de semana «Fútbol y Oración» en Guayabo

Giancarlos

El fin de semana del 3 y 4 de julio, fui con los dos Arturo, Jorge, Deyvis y los misio­ne­ros del Punto Cora­zón de la Ense­nada a la casa de las her­ma­nas en Gua­yabo a jugar un par­tido contra los chicos de Barrios Altos. Este era un par­tido de pro­nós­tico reser­vado para ambos, nadie sabía lo que iba a suce­der. Todos lle­ga­mos dis­pues­tos a dejar todo en la cancha y muy ansio­sos de ganar. Así empezó el par­tido, todos corri­mos hasta el can­san­cio, hubo pata­das y todos los con­di­men­tos que se encuen­tran en un buen par­tido de ful­bito… Pero al tér­mino del encuen­tro sin darnos cuenta no importó mucho el resul­tado. Valió mucho más las risas y el abrazo final olvi­dán­do­nos de qué barrio o país éramos. Al final todos fuimos gana­do­res y ter­mi­na­mos como her­ma­nos en la fe de Cristo. Y el par­tido que tenía un pro­nós­tico reser­vado tuvo como resul­tado los nuevos amigos que nos regaló el Señor.

Durante la escuela de Comu­ni­dad que hici­mos durante el fin de semana, el Padre Thie­rry de Roucy nos invi­taba a vivir expe­rien­cias que cons­tru­yen la huma­ni­dad. Este fin de semana de ora­ción y de deporte fue una de estas expe­rien­cias. Todos nos fuimos con muchas ganas de repe­tirla…

Dios + Fútbol = Amigos
Giancarlos

La cancha de futbol en la casa de las hermanas Lucho de Barrios Altos Paul de Barrios Altos El equipo de la Ensenada El equipo de Barrios Altos La Escuela de Comunidad
Volver