• 18 de enero de 2014
es

I Campeonato de fulbito Puntos Corazón.

El equipo ganador.

Una de las acti­vi­da­des pen­sa­das a bene­fi­cio de las amigas de los niños perua­nas en misión, fue la de hacer un cam­peo­nato de ful­bito. Fue con gran estu­siasmo que surgió la idea desde el prin­ci­pio y a la vez, sen­ti­mos que era algo nuevo para noso­tros y sabía­mos que este evento iba a gustar a nues­tros amigos, sabiendo a leguas que el deporte, sobre­todo el ful­bito, ¡atrae a más de uno!.

Creía­mos fir­me­mente que el deporte, era el pre­texto para juntar amigos, amigos de nues­tros amigos, cono­ci­dos y público en gene­ral para pasar un tiempo agra­da­ble de amis­tad y de sana com­pe­ten­cia depor­tiva.

Nues­tro «I Cam­peo­nato de ful­bito Puntos Cora­zón» se llevó a cabo el día 08 de diciem­bre de 2013, y con­ta­mos con la par­ti­ci­pa­ción de muchos amigos. Fue muy lindo ver eso, esta­ban aquí, habían armado su equipo y sobre­todo esta­ban muy bien orga­ni­za­dos, ¡te­nían hasta uni­forme!. Qué her­moso es ver el amor que le tienen al deporte, esas ganas de par­ti­ci­par, jugar y ganar era muy con­ta­giosa.

Ganar con el cora­zón, darlo todo en la cancha, a pesar del fuerte y radiante sol que nos acom­pañó todo el día. La pre­sen­cia de cada uno, cada deta­lle de los miem­bros de la Fra­ter­ni­dad San Maxi­mi­li­ano Kolbe y de las Ser­vi­do­ras de la Pre­sen­cia de Dios, en fin; todo ayudó a que este evento sea único y her­moso.

Fue impre­sio­nante, además, ver el Sí de los amigos de los niños de Punto Cora­zón de Barrios Altos: Santa Rosa de Lima, y Punto Cora­zón de la Ense­nada: San Martín de Porres,, que juga­ron de cora­zón por su barrio y sus amigos.

Este cam­peo­nato movió cora­zo­nes por una noble causa y esta­mos muy agra­de­ci­dos por ello. Agra­de­ci­dos a cada uno de nues­tros amigos par­ti­ci­pan­tes, así como a Daniel Lagos, a Hotel Viñas Quei­rolo - Ica, Juan Gon­za­les de ATG Anti­cu­chos y a Cra­yo­li­tas Mági­cas por sus dona­cio­nes.

Desde ya los invi­ta­mos a todos uste­des a pre­pa­rarse físi­ca­mente para nues­tro pró­ximo cam­peo­nato. ¡Estén aten­tos!

Miem­bros de la Fra­ter­ni­dad San Maxi­mi­li­ano Kolbe


Volver