• 29 de enero de 2009
es

La Cruz de la Ensenada

En la Ensenada tenemos una gran amiga, la abuelita Victoria. Según ella, es gracias a sus oraciones que estamos presentes en la Ensenada. Ella es muy devota de la cruz y hace unos ocho años, gracias a sus insistentes pedidos, la comunidad de Puntos Corazón de ese entonces construyó una cruz, en la punta del cerro. Es así que desde entonces, ella hace sus procesiones semanales a la cruz, ofreciendo la vida de cada una de las personas de la Ensenada. Esto hasta hace unos cuatro meses porque ahora tiene problemas para caminar.

La construcción de la cruz en el 2002

Un día María tuvo una idea loca… ¿y si subimos a la cruz para comenzar el año nuevo?
Es cierto que al principio nos pareció muy loco, pero… ¿por qué no? Subir a la cruz, nuestra cruz, la cruz que construyó Puntos Corazón… y ¿por qué no?
Llegó el momento y después de la misa de fin de año, comenzamos a subir. Los vecinos se reían y confirmaban que estábamos locos.
Dirk dijo que era mejor ir de frente, que era más rápido. ¡Lo que no dijo es que era más empinado! Así que terminamos subiendo en cuatro patas y con el corazón en la boca. Pero al fin 11:45 estábamos arriba. La vista espectacular al lado de la cruz, y el mismo cansancio, ayudaron a vivir ese momento en un gran silencio, con las casas de nuestros amigos ahí abajo a nuestros pies, y los rostros de nuestros familiares en nuestros corazones. ¡Feliz año nuevo!

Aprovechamos para iluminar la cruz, que con tanto fervor nos pide siempre la abuelita Victoria. Ahí nos dimos cuenta, que desde que la habían construido en el 2002, se había malogrado mucho, y nuevamente una idea loca… ¿y si la pintamos?
Así que pedimos colaboración a la salida de la misa, y después de un gran esfuerzo, yendo por el camino más largo, y a pesar del calor, la pintamos. Ahora la cruz brilla blanca, sobre el cerro, dominando la Ensenada como signo visible del Amor de Dios por los hombres.

Juan Manuel y Nati pintando la Cruz
Los misioneros de la Ensenada

Volver