• 5 de octubre de 2012
es

Peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de la Consagración en Quebrada Verde

El 15 de septiembre, día de nuestra señora de la Compasión, Puntos Corazón Perú organizó una peregrinación a Quebrada Verde.

Alma nos comenta:

El 15 de sep­tiem­bre fue una gran fiesta para toda la obra Puntos Cora­zón ya que cele­bra­mos a nues­tra patrona La Virgen María, en su advo­ca­ción de La Virgen de la Com­pa­sión. Por lo que hici­mos una pro­ce­sión en la que nos unimos los misio­ne­ros del Punto Cora­zón de Barrios Altos y del Punto Cora­zón de la Ense­nada, las her­ma­nas Ser­vi­do­ras de la Pre­sen­cia de Dios, miem­bros de la Fra­ter­ni­dad Maxi­mi­li­ano Kolbe y amigos de la obra, para con­tem­plar a Jesús con los ojos de María mien­tras medi­tá­ba­mos el Santo Rosa­rio en una pere­gri­na­ción desde la casa de las Her­ma­nas en Gua­yabo hasta el San­tua­rio de Nues­tra Señora de La Con­sa­gra­ción en Que­brada Verde.

Fue muy her­moso con­tem­plar tam­bién a «la Llena de Gracia» derra­mar sobre todos noso­tros jus­ta­mente las gra­cias que Dios ha depo­si­tado en ella. Recor­de­mos que ella expe­ri­mentó el dolor humano y que muchas veces con­so­la­mos nues­tros sufri­mien­tos al recor­dar lo que ella vivió al pie de la cruz al ver su Hijo cru­ci­fi­cado.

Como dice Adrienne Von Speyr: “Su­frir es fecundo y com­par­tir el dolor una gracia” y ella nos regaló esta gracia de hacer­nos uno con los demás com­par­tiendo los dolo­res y sufri­mien­tos de nues­tros amigos del barrio cada día y de manera espe­cial entre­gán­do­los en sus manos para que sean lle­va­dos a Dios por ella.

Es muy lindo ver como los niños, jóve­nes y adul­tos nos unimos a través de la ora­ción para entre­gar a Dios todos los que sufren, los que han sido olvi­da­dos y sobre todo los que han sido más heri­dos, con esta ple­ga­ria pode­ro­sí­sima que es el Santo Rosa­rio.

Tam­bién fue her­moso escu­char de los amigos decir: “Este fue el día que más me divertí”, es reco­no­cer que el com­par­tir con la Igle­sia nos llena de ale­gría porque encon­tra­mos aquí a Cristo. Quien llena toda la sed de amor y feli­ci­dad que anhela nues­tro cora­zón.

Alma

(misio­nera en Barrios Altos)


Hna. Gabriela Santuario de Nuestra Señora de la Consagración Hugo y Mariella (ex misioneros peruanos) Peregrinación
Volver