• 16 de diciembre de 2011
es

Primera misa en la Capilla de las Servidoras de la Presencia de Dios

Padre Thierry celebrando la primera misa en la Capilla de las hermanas

Las Servidoras de la Presencia de Dios celebraron, junto a su fundador y amigos, la primera misa en su nueva capilla.

Hna. María nos comenta:

Este domingo 20 de noviembre fue un domingo en familia, para inaugurar la nueva capilla de nuestra casa María Refugio de los pecadores en Guayabo. Numerosos fueron los amigos que vinieron de Lima, de Barrios Altos, de la Ensenada (en donde el día anterior se celebró 20 años de presencia Puntos Corazón Perú) ¡Es que uno nunca se cansa de estar con los amigos! Las sonrisas se podían ver en cada cara, testigos de una alegría profunda, de que esta casa y esta capilla son para cada uno un lugar donde encontrarse en familia, un lugar donde descansar el corazón y el alma, en el corazón de los demás y en el corazón de Dios.

Como lo notó Padre Thierry en su homilía, es como Rey del Universo que el Señor Jesús entró en este templo para quedarse en medio de nosotros, ya que el día era el último domingo del tiempo ordinario donde se celebra Jesús, Rey del Universo. Eso nos recuerda que los verdaderos templos de Dios somos nosotros, y que Jesús quiere reinar como Rey en nosotros. También tenemos que construir el templo que somos, escogiendo la profundidad de las cimientes – superficiales o al contrario cavando hasta encontrar la roca que es Cristo– , el espesor de las paredes y el número de las ventanas, o sea, un edificio sólido y a la vez abierto hacia toda la realidad, o más bien encerrado y separado del resto del mundo… tantas opciones concretas que significan una actitud frente a todo lo que vivimos, frente a Dios.

Luego vino el momento de escuchar a Padre Thierry contando la aventura de la fundación de Puntos corazón. Para muchos era la oportunidad de hacer por primera vez el nexo entre lo que vivían este día, o habían vivido por meses o años en la amistad con los amigos de los niños o las hermanas, y el llamado, la iniciativa de Dios en una vida particular; de reconocer como una semilla sembrada por el Espíritu Santo en un corazón, a través de la respuesta de una persona, podía llegar hasta cada uno como un río que une muchas vidas muy distintas y en toda parte del mundo… misterio de la acción de Dios en el secreto de los corazones, pero bien visible y concreta.

Después de tantas cosas bellas solamente quedaba por colmar el hambre físico, lo que hizo muy bien una pachamanca típica y picarones deliciosos hechos por una amiga nuestra. El día se concluyó por las vísperas. Ojalá el día tan hermoso deje huellas en los corazones y el anhelo de volver a encontrar esta paz y esta alegría en compañía de amigos queridos.

Hna. María

Pachamanca Pachamanca un poco de folklore Picarones a cargo de la mammá de Reynaldo (miembro de la fraternidad) amigos y misioneros del Punto Corazón de la Ensenada misioneros del Punto Corazón de Ecuador Ex misioneros peruanos junto a Padre Thierry y hna. Eleonor
Volver