• 17 de mayo de 2011
es

Punto-Corazón en las universidades de Lima - PUCP

En el campus de la católica

Tras la difusión de Puntos Corazón en la Pontificie Universidad Católica del Perú, Hermana Gabriela nos comparte:

Desde dos años ,hna Albana empezó a hacer conocer Puntos Corazón en el ambiente universitario. Sigo con Cynthia, miembro de la Fraternidad Maximiliano Kolbe y secretaria de Punto-corazón en Perú. Recorremos los Institutos, universidades y Academias de Lima para ‘insertrarse’ en este medio tan sorprendente y apasionante, para proponer a los jóvenes una experiencia que cambió nuestras propias vidas.

‘Infiltrarse’ es una buena palabra porque el acceso no es fácil! Se necesita pasar por varios controles antes de encontrar a la persona competente: de los guardias hasta el capellán, pasando por las secretarias y el rector, el circuito es muchas veces lento y formal. Tuvimos así reacciones de indiferencia, promesas que se quedan a su estado inicial, y por fin sonrisas que nos abrieron puertas…
Es así que conseguimos ingresar en la «Universidad Católica Pontificia de Perú», una de las más grandes y prestigiosas del país. Con sus 10 000 estudiantes y un campus inmenso, hermoso, acogedor y ecológico en el que se puede apreciar venados en libertad… es el lugar ideal para hacer descubrir Puntos Corazón a estos jóvenes.
Desde el año pasado, la pastoral de la universidad fue confiada a la comunidad peruana ‘Pro Ecclesia Sancta’. La capellanía recibió un nuevo impulso proponiendo a los estudiantes misa y confesión cotidiana, encuentros y apostolados regulares.
Desde el primer encuentro el padre Lenin está muy bien dispuesto e interesado por el movimiento. Nos presentó a todo el equipo y a los estudiantes comprometidos.

Así fue como el día 5 de mayo se realizó una presentación de Puntos Corazón, con proyección de un audiovisual y testimonios. Ocasión para los estudiantes de dejarse tocar por la llamada urgente a la compasión por los más pequeños; es por ellos que nos lanzamos en esta aventura de amor: ¿Quién los consolará cuando Aldo, Ingrid y Hugo hayan regresado de su misión en Ecuador, Argentina, Brasil?
¿Quién tomara su lugar con los niños y los más pobres de sus barrios?

Hna. Gabriela

Volver