• 14 de septiembre de 2011
es

Puntos Corazón y las JMJ en Madrid

En grupo con María, Ricardo y su hermano Roberto

Un grupo de Puntos Corazón partió el 10 de Agosto a Madrid para vivir el encuentro con el Santo Padre. Ellos nos comparten:

Al llegar al aeropuerto de Madrid y encontrarnos con Ricardo y María, pareja de esposos que nos acogerían la semana previa a la JMJ, fue una gran alegría y sorpresa, sorpresa por lo jóvenes que son (30 y 27 años) y por haber aceptado acogernos en su casa siendo nosotros un grupo de 8 personas.
En nuestros rostros era evidente el cansancio pero se podía ver la disponibilidad de querer vivir a fondo cada encuentro, de estar abiertos a esta presencia de Cristo vivo.
Arges: Un pequeño pueblo de Toledo donde los feligreses habían preparado una gran bienvenida en la plaza del pueblo a todos los peregrinos, (nosotros los únicos peruanos, los alegres jamaiquinos y los amigables californianos).
Fue una semana llena de muchos encuentros donde cada grupo de peregrinos participó dando a conocer cómo se vive la fe en su propia cultura, ya sea con cantos o con alguna danza, como lo hicimos nosotros el día de la despedida, pues bailamos danzas de las 3 regiones: Costa, Sierra y Selva. Seis días donde compartimos no sólo con los pobladores de Argés sino con los peregrinos, con quienes a pesar de la diferencia de idioma no hubo impedimento para comunicarnos, pues nos unía una misma fe.
Madrid: Llegamos a nuestro lugar de acogida: un colegio de religiosas situado en Chueca, un barrio homosexual, donde pudimos conocer de cerca la realidad de España y la persecución de nuestra Iglesia, pues vimos manifestaciones que se levantaban en contra de la presencia de nuestro pontífice y de la nuestra, es decir de la Iglesia. Sin embargo, el presenciar esta oposición no fue un impedimento para seguir viviendo este encuentro, pues sabíamos que estar alojados en Chueca era una invitación del mismo Cristo para abrazar sus heridas y ser testigos del sufrimiento de esta gente. Aceptamos esta invitación de Cristo bajo nuestra mirada, nuestro carisma, el de la compasión y la consolación; pero no es una invitación a seguir solos sino una invitación a caminar con Cristo a través de una presencia concreta, una compañía, pues tuvimos la gracia de encontrarnos con la comunidad de Puntos Corazón de Italia, entre ellos un sacerdote también de nuestro movimiento con quienes tuvimos la oportunidad de rezar laudes, celebrar la misa y compartir los momentos vividos durante el día. También tuvimos la oportunidad de encontrar a dos religiosas, las cuales vivían casi al frente de nuestra casa, cuya capilla tiene expuesto al Santísimo Sacramento, donde al final de nuestra jornada aprovechábamos para dar gracias por lo vivido.
Encuentro con el Papa:
Por fin el día esperado, 6 horas bajo el sol esperando ver a Benedicto XVI en la plaza de Cibeles y luego en Cuatro Vientos, miles de jóvenes, diversas banderas, un mismo corazón, una misma fe ¿Por qué? ¿Qué nos reunía? Pues es el deseo de encontrarse con el Sucesor de San Pedro, de asegurar la presencia de Cristo, ver la continuidad de la Iglesia, confirmar que no somos los únicos en tener preguntas, en tener ese deseo de Dios, vivir esta comunión con la Iglesia Universal. Un hombre mayor (muy mayor) que tiene el único deseo de compartir con nosotros su larga, profunda e intensa experiencia con Cristo y ¿qué mejor que recordar la noche de la vigilia, la noche de la tormenta, donde la lluvia no impidió que todos nos quedemos junto al Santo Padre, ya que él dijo: «Si ellos se quedan yo también me quedaré». Por eso cuando volvió a salir para la adoración muchos que ya estaban acomodándose para dormir se despertaron y comenzaron a gritar de alegría, pues la alegría de nuestro pastor que no nos abandona al igual que Cristo con nosotros: nunca nos deja, siempre está y estará a nuestro lado.


Bienvenida en Argés Con el Punto Corazón de Italia Cynthia con María Elizabeth (ex misionera en la Ensenada) Reynaldo y Elizabeth (ex misionera de Barrios Altos) Liliana y Camila (ex misionera en Barrios Altos) Antes de la Tormenta en Cuatro Vientos En el mirador de Toledo con María y Ricardo Con Benedicto XVI Reynaldo, Marie, Cynthia, Arturo, Liliana, Fernando y Mercedes (equipo de (...)
Volver