• 7 de mayo de 2010
es

Seminario de Lurín - Punto Corazón de Barrios Altos: 2-1

Tim, Pedro y los jóvenes de Barrios Altos

Desde tiempo, los jóve­nes de Barrios Altos hacían refe­ren­cia a un par­tido que habían jugado en la casa de las her­ma­nas en Gua­yabo con los semi­na­ris­tas de Lurín. Que­rían volver a jugar con ellos. Final­mente este encuen­tro tuvo lugar en Gua­yabo en marzo.

En casa algu­nos duda­ban que los chicos se levan­ta­ran tem­prano para estar en el Punto Cora­zón a las 8:30 ¡pero se que­da­ron sor­pren­di­dos cuando el primer joven llegó a las 8:20! Así fuimos unos once: volun­ta­rios y fut­bo­lis­tas. ¡Tanto que Tenin­son se atre­vió a pedir al chofer del bus un des­cuento! Al llegar a Gua­yabo, ya esta­ban los semi­na­ris­tas espe­rán­do­nos así que nos pusi­mos pronto a jugar. A medio tiempo, había empate pero en la segunda mitad, nues­tro equipo dejó pasar un gol (¡por piedad hacia los semi­na­ris­tas!) así que ganó el semi­na­rio 2-1. Pero no importa tanto las cifras sino la amis­tad: almor­za­mos juntos el rico arroz chaufa que coci­na­ron las her­ma­nas y pasa­mos la tarde char­lando con ellas y un amigo sacer­dote del semi­na­rio. Antes de irnos fuimos hacía el río rezando el rosa­rio y los más atre­vi­dos se baña­ron.

Desde enton­ces, los chicos no dejan de pedir por la revan­cha!

Tim

Volver