• 17 de marzo de 2012
es

Testimonio de María Victoria en Chile, Marzo 2012

Manon, Simón, Bruno, Alejandra, Miriam y M. Victoria

En febrero del 2012, María Victoria partió de misión al Punto Corazón de Valparaiso - Chile, ella nos comparte su experiencia:

Hace un mes que me encuentro en Chile, este es un tiempo lleno de gracia, de bendición, de adaptación, de aprendizaje y de encuentros que tocan mi vida.
A veces cuando hay un pasado que marca frontera, se puede tener muchas ideas de lo que son y de lo que somos, ideas que se transforman en pensamientos, pensamientos que nos llevan a crear prejuicios y esto a su vez nos limita con la realidad de la vida, limites que a veces no nos dejan darnos cuentas, de que si bien es cierto todos somos diferentes, mismo si somos de igual país e incluso si somos de una misma familia, también somos creados por el mismo Dios a imagen y
semejanza de Él para vivir en el amor.
Bueno, yo tenía una idea, una visión que me mostraba la historia, las personas y hasta puedo decir que la televisión, cosa que creaba un miedo en mi interior de no saber con quien podría encontrarme, algo que cambiaría completamente al llegar a Valparaíso. Estoy sorprendida y agradecida con Dios de enviarme a este lugar, las personas me han abierto su casa y su corazón solamente sabiendo que soy una tía (misionera) nueva, pues no hay una distinción de contexto social, histórico, de credo, ni de raza; cosa que me hace abrirme a una mirada y a un pensamiento
más profundo.

Casa del Punto Corazón en Valparaiso

Les cuento que en Chile hay dos casas Puntos Corazón, una que se encuentra en Santiago (luego les doy detalles) y la otra en Valparaíso lugar donde vivo.
La casa en Valparaíso lleva por nombre a nuestro santo protector “San Alberto Hurtado”, él es un santo Chileno fundador del Hogar de Cristo que desde ya les invito a conocer su vida de entrega por el más pobre. Valparaíso (Valpo) es una ciudad constituida por 45 cerros, del cual uno de ellos se llama Playa Ancha y esta a su vez se divide por sectores y es en el sector de Porvenir bajo donde está nuestra pequeña casa, muy acogedora. Las calles en Valpo son de subida y de bajada, hay calles que son súper inclinadas, que es necesario tener buen físico para llegar al otro lado de la calle. Con una vista privilegiada se tiene el mar que se encuentra al pie del cerro. Las casas alrededor están todas construidas de madera, pintadas de diferentes colores cálidos que hacen que el lugar sea muy alegre.

Ahora les cuento de la linda comunidad que me ha tocado vivir. La primera semana que llegué a la casa éramos seis con Alejandra que es miembro permanente de Puntos Corazón, es argentina, fue una de las fundadoras de la casa ya hace 4 años. Recién se le dio una nueva misión de ir a vivir en Dakar-Senegal. Es súper simpática y el poco tiempo que la conocí me ayudó presentándome a todos los amigos que se podían.

Pues ahora que Alejandra partió somos cinco en la comunidad, a cada quien describiré por orden de edad. Comienzo por: Bruno, es Francés y tiene 25 años, él es ahora el velador de la casa (en cada casa hay un responsable). Me es grato contarles de este chico ya que el próximo año él va entrar al seminario de Puntos Corazón, y por ello pido sus oraciones por este hermanito que busca cumplir la
voluntad de Dios. Está Miriam, que es Polaca, tiene 24 años, habla bien el español y es muy dulce. Ella estudió filología por el cual conoce bien 4 idiomas.
Está Manon que tiene 20 años, es Francesa, lleva un año y se queda hasta agosto, me impresiona de ella ese arte que tiene para dibujar y pintar.
Y está el más pequeño de todos, Simón, que tiene 19 años, es francés, tiene el compromiso de quedarse por 21 meses, y lo que me sorprende de él, es la madurez y entrega para los amigos del barrio. Esta es la comunidad en la que el Señor me ha puesto, cada quien con carácter diferente nos muestra una misma misión, un mismo camino en la caridad, la compasión y la consolación.

Como les contaba hay una casa Puntos Corazón en Santiago, que lleva por nombre “San Juan María Vianney” es una casa donde viven seminaristas, diácono y sacerdotes de la obra. Con ellos hemos compartido un fin de semana de integración muy agradable. Hubo momentos especiales como subir una pequeña montaña, unos mas rápidos que otros con un clima que no nos favorecía
pero feliz de caminar hacia un lugar donde poder comer y así recuperar fuerzas para seguir el recorrido. Otro momento especial se ha dado debido a que Padre Thierry (el fundador de Puntos Corazón) nos ha propuesto conocer la vida de Juan Pablo II y por ello vimos videos de sus visitas en Chile, lo cual he podido descubrir a un hombre lleno de Fe, de una convicción increíble, la fuerza y el énfasis en sus palabras me dejaban asombrada, esa entrega a todos hace un ejemplo para mí.

Con la Comunidad de Santiago de Chile

Cada día que pasa es distinto, siempre hay algo nuevo que aprender, a veces el día se hace muy cansado pero lleno de alegría de haber compartido muchísimo.
Desde ya están en mis oraciones y me confió también a las suyas, les confió oren por la comunidad que me acoge, por los amigos del barrio en especial los que sufren a causa de la soledad, droga y el alcohol.
Le doy las gracias por todo y que Dios y María los protejan en su caminar. ¡Bendiciones!

M. Victoria

Volver