• 12 de mayo de 2010
es

Tiempo de obras, tiempo de gracias en la Ensenada

Estrella, una niña de la calle dónde tuvimos que mudarnos durante las obras

Hace unos meses que comen­za­ron las obras en el Punto Cora­zón de la Ense­nada, a causa del dete­rioro de las ins­ta­la­cio­nes. Así que tuvi­mos que mudar­nos pero el hecho de estar en otro sitio del barrio, nos hace amar mas la rea­li­dad tal cual es, ya que en este lugar, encon­tra­mos muchí­si­mos amigos nuevos, muchí­si­mos niños y abue­las con una sed muy grande de pre­sen­cia. Si bien es un tiempo dife­rente, el cual a veces se hace cuesta arriba ya que no esta­mos en «nues­tra casa», esta­mos muy con­fia­dos en que sin duda es un tiempo para volver a cam­biar la mirada, para volver a reno­var aque­llo que estaba dor­mido, y poder así trans­mi­tir a Cristo desde nues­tra debi­li­dad. A diario muchos niños en la cuadra nos salu­dan, nos paran para jugar, nos com­par­ten su vida. Visi­ta­mos aun más a las fami­lias, y redes­cu­bri­mos muchas amis­ta­des que por diver­sos moti­vos no tenía­mos tan pre­sen­tes. Este tiempo de obras, tiempo difí­cil, tiempo de exi­gen­cia, pero sin dudas, tiempo de gran­des gra­cias.

Francisco



Volver