• 19 de mayo de 2011
es

Una Pascua muy rica…

Cena del Ceder en el Punto Corazón de la Ensenada

Pascua, «fiesta de resurrección» y hna Eleonor nos cuenta como vivió Puntos Corazón esta fiesta:

La Pascua en Puntos Cora­zón fue vivida este año en cada una de nues­tras casas con mucha diver­si­dad, en un mismo deseo de vivir lo más pro­fun­da­mente posi­ble las cele­bra­cio­nes de la Reden­ción.
El Jueves Santo, todos los Volun­ta­rios de los dos Puntos Cora­zón se reu­nie­ron con unos amigos para com­par­tir la cena del Ceder, reto­mando la tra­di­ción judía de la Cena Pas­cual en con­me­mo­ra­ción de la salida de Egipto, cena durante la cual Jesu­cristo ins­ti­tuyó la euca­ris­tía. Luego en sus dos casas vivie­ron con sus veci­nos o amigos una noche de ado­ra­ción al San­tí­simo.
Mien­tras tanto en Gua­yabo las her­ma­nas reci­bían unos jóve­nes deseo­sos de vivir con ellas el Triduo Pas­cual. Entre otras cosas pre­pa­ra­ron con los niños un Vía Crucis viviente en las calles del pueblo con los niños con­gre­ga­dos recien­te­mente para la cate­que­sis. De su lado, en Gua­yabo tam­bién, en la casa de retiro del pueblo, her­mana Eleo­nor y her­mana María apo­ya­ron de jueves a domingo al semi­na­rio dio­ce­sano de Lurín en la her­mosa expe­rien­cia de una Pascua Voca­cio­nal: 50 jóve­nes de varias parro­quias de la dió­ce­sis de Lurín se reu­nie­ron para vivir de manera más intensa la litur­gia y cada gesto de las cele­bra­cio­nes pas­cua­les, inten­tando entrar en toda la inten­si­dad de los mis­te­rios de la Sal­va­ción. Es con cara de resu­ci­ta­dos que todos estos jóve­nes regre­sa­ron a sus casas. Todo ter­minó para las her­ma­nas con un día de com­par­tir con un buen grupo de fami­lias fran­ce­sas con­ten­tas de reu­nirse para cele­brar juntas la Pascua, mien­tras sus niños hicie­ron una fruc­tuosa bús­queda de huevos de Pascua entre las plan­tas del jardín…

Hna. Eleonor

Volver