• 3 de marzo de 2011
es

Visita de Padre Lorenzo Pavec Enero - Febrero 2011

Padre Lorenzo

Del 20 de enero al 14 de febrero tuvimos la visita de Padre Lorenzo Pavec a Perú, así que aprovechamos al máximo su presencia y nos hicimos presentes con diferentes actividades que nos ayudaron a profundizar más el carisma de Puntos Corazón: La Compasión.

Dentro de la visita de Padre Lorenzo se organizó un retiro para toda la familia Puntos Corazón, días en que los misioneros, las hermanas religiosas, los miembros de la fraternidad San Maximiliano Kolbe, algunos ex misioneros peruanos y amigos de la obra estuvieron reunidos compartiendo algo en común: el deseo de ir más a fondo en el llamado que Dios nos hace hoy en nuestras vidas.

Al final del retiro

Donde Padre Lorenzo quiso profundizar más el carisma Puntos Corazón a través de la vida del Beato Charles de Foucauld y sus seguidores.
Y si el principal motivo de la visita de padre Lorenzo fue pasar un tiempo con nuestras comunidades, también hubo tiempo para algunos encuentros culturales más específicos como:
Conferencia: “La amistad como misterio olvidado”, pues siendo fiel al llamado de la Obra de expandir más la compasión y llevarla a los demás, Padre Lorenzo nos transmitió como la amistad invita a encontrar el destino y abre al Misterio que es Dios. Esta fue realizada en la Universidad Ricardo Palma, abierta para el público en general.
Cena Cultural «Gaudi y la Basílica de la Sagrada Familia» (finalizando la cena con una oración donde junto a nuestros invitados cantamos el Salve Regina).

En el Museo del Arzobispado


y Visita a algunos lugares históricos de Lima, guiados por el arquitecto Luis Villacorta (expositor en la cena cultural).

Momentos como estos nos permitieron celebrar y compartir como familia Puntos Corazón y seguir creciendo tanto en la fidelidad al carisma como en la amistad. Es decir crecer en la pasión por la vida propia y por la del otro, confirmar que un “sí” abre las puertas para ir más allá. Pero para ello hace falta una comunidad con la que caminar, guiada por un responsable que nos ayude a confrontar que nos permita volver la mirada a lo que hemos elegido vivir, con confianza y con la certeza de encontrar algo bello y verdadero que corresponde al corazón.

Cynthia
(Fraternidad San Maximiliano Kolbe)


Volver