• 21 de octubre de 2008
es

Visitas de P. Lorenzo & Hna María Belén

A fines de Julio tuvimos la visita de Padre Lorenzo Pavec, moderador general de Puntos Corazón. Algunos de ustedes aprovecharon la conferencia que él dio sobre la obra de A. de Saint Exupéry: “Una pasión por el Hombre”. Compartimos también un retiro con las comunidades de los dos Puntos Corazón y las hermanas así que con la Fraternidad San Maximiliano Kolbe, sobre la última encíclica del Papa: “Spe Salvi”. ¡Un tiempo lleno de alegría y de esperanza!

Al retiro con Padre Lorenzo

Después de Padre Lorenzo vino la hermana María Belén, superiora general de las servidoras de la Presencia de Dios, a visitar a las hermanas del 27 de agosto al 10 de setiembre.
Habíamos previstos muchas cosas y la Providencia dispuso de ello a su gusto. Fue, por ejemplo ocasión de recibir por el almuerzo amigos de Toledo y otros de Comunión y Liberación.

Hna María Belén pudo participar con nosotros de la peregrinación parroquial anual en honor a la Natividad de la Virgen María, que se organiza cada año en el santuario mariano de “Quebrada Verde”. Este año nos encontramos allá con gran parte de la diócesis en ocasión del reconocimiento oficial del lugar como “santuario mariano de Lima Sur” por nuestro obispo, Monseñor Carlos García. ¡Fue un gran acontecimiento! Estuvimos alrededor de cincuenta en salir de Guayabo con guitarra, hojas de cantos y megáfono para reunirnos con cerca de un millar de peregrinos, entusiastas y recogidos.
Vimos de nuevo a Monseñor la semana siguiente cuando vino a visitar nuestra casa y bendecirla.

Bendición de la casa con Monseñor Carlos García

Hna María Belén pudo también participar de varios eventos que le permitieron conocer mejor la familia Puntos Corazón peruana: en Barrios Altos la despedida de Eli que se regresaba a Alemania, la llegada de Camila, y en la Ensenada la escuela de comunidad bimensual con los Amigos de los niños.

Esta visita fue para nosotras una invitación a abrirnos más al Espíritu Santo, a no limitar su obra y a no tener miedo de darnos más: un nuevo envió en misión.
Uno de los primeros frutos de esta visita es un nuevo apostolado en el hospital del Dos de Mayo en donde visitamos enfermos que sufren de VIH y de TBC.


Volver