• 22 de junio de 2012
es

Votos Perpetuos de Hermana Albana

Hna. Albana y Hna. María Belén

En mayo, Hna Albana, Servidora de la Presencia de Dios realizó sus votos perpetuos en la Iglesia de Pig­nans - Francia. Ella nos comparte su experiencia

Queridos amigos,

El 28 de mayo, lunes de Pentecostés, el Espíritu Santo sopló fuerte en el sur de Francia. Sopló tanto que el día anterior estuvo granizando (algo improbable a este momento del año) ¡Con granizos tan grandes que parecían nieve! ¿Sería que Dios quiso cubrir la tierra de nieve como lo había hecho por Santa Teresita por sus votos perpetuos? De hecho el lunes de Pentecostés le dije « sí » a Dios para toda la vida.

« Jesús fijó su mirada en él, le tomó cariño. » (Mc 10, 21) decía el Evangelio de este día y repetía yo en la cédula de mi compromiso. « Dios fijó su mirada en mí, y me tomó cariño, me amó. » ¡Que puede ser más hermoso, más conmovedor que esta mirada de predilección de Dios! Este 28 de mayo, no hice otra cosa que responder a esta mirada misteriosa y misericordiosa.

Al empezar la misa, Padre Guillermo recordó a la asamblea la comunión de los santos. Todos los amigos presentes en este acontecimiento no se podían ver con los ojos: además de la comunidad y la familia presentes, estaban mis amigos del cielo y mis amigos que me condujeron hasta este « sí». Los amigos peruanos fueron los primeros nombrados, testigos de mis primeros pasos en esta familia Puntos Corazón y testigos de cuatro años de mi vida misionera en Guayabo y en la Ensenada. Ustedes estaban aquí, a mi lado, en mi corazón, al momento de poner mis manos en las manos de Hna. María Belén para entregar mi vida.

Les doy gracias a todos ustedes que se unieron a mi consagración por la oración y por su amistad y sigo confiándome a su oración para que pueda ser fiel hasta el final a este amor inconmensurable de Dios.

Hna. Albana


Hnas y novicias danzando Rafael (ex misionero en Perú), Fabio y familia
Volver